sábado, 6 de marzo de 2010

Fluorescent adolescent


Ahora que el final de todo lo que conocíamos se acerca, dime que también sientes vértigo al mirar al mundo, sentir la velocidad con la que se mueve y nos lleva. Me da miedo ver como han pasado estos años, así tan intensos y fugaces. Me gusta mirar vuestras caras, las que quedan, ver como han envejecido a mi lado, como se nos han ido cayendo los dientes y han salido los nuevos. Me abruma esta sensación de decisiones finales, de conclusión. Es una alegría melancólica. ¿Qué nos espera? Siquiera podremos seguir diciendo ¿nos? Me altera mirar este mundo pero sobretodo me entristece, y espero que a ti también, , ver como la sordidez y la mediocridad es aclamada en las calles. Acaso no sientes como todo la sensibilidad, la belleza natural de las cosas es despreciada en grandes cantidades, no te entristeces al ver que no la apreciamos tanto como debiéramos!
Hay tantas cosas por hacer, por decir , vivir, cambiar, descubrir…pero siento la presión de las agujas de estos días en la sien, recordándome cada año que viviré que ya está terminado. Como se pierden las amistades por desganas, así se pierde la vitalidad y el interés por la vida. Tengo miedo, pero a la vez ansia. Quiero devorar y ser devorada por vida, en su máxima expresión. Probar los labios y probarme a mi misma- en ambos sentidos- Necesito conocer, hacerme menos ignorante
Y tú, ¿crees que seguiremos siendo? ¿Seguiremos siendo esos que estarán siempre ahí ,al menos tú ,y ella, y él, y él ,y ella, todos, los de siempre, los de siempre que cada año son nuevos. ¿Qué nos espera? Me asusta.¿Qué mundo nos espera? Seremos capaces de vivir en él, justamente, de intentarlo. Me frustra ver como se vive de puertas para dentro, obviando la humanidad, egoístamente, el mundo se ha quedado ciego y sordo? Me duele mirar estas calle…dime que cambiaremos el mundo sin dejar que el nos cambie. Yo os conozco, he visto vuestras caidas, vuelos y piruetas, sé que podéis. Hagámoslo.