domingo, 11 de abril de 2010

!











Y tú te plegabas sobre ti misma








[helicoidalmente








como si fueras el mejor almidón.








Enseñabas cara A ó cara B según








el contexto situacional [o sexual.








Sonreías y parpadeabas como








si te fueras a evaporar en sus brazos.








¿Qué será de ti cuando pierdas tu carmín?








Cándida hermosa fugaz adolescencia

1 comentario:

  1. cómo es tan perfecto... un escalofrío me recorrió entera y verdadera.

    te echo mucho de menos, y ahora más todavía!!!

    ResponderEliminar