lunes, 3 de mayo de 2010

En los procesos de ósmosis el disolvente pasa desde la disolución hipotónica a la hipertónica hasta que ambas se igualan y son isotónicas, y todo gracias a que las membranas celulares son semipermeables.
El amor, es un fenómeno osmótico. Cuando dos personas llegan a ser semipermeables entre sí, se produce tal reacción química y metafísica, que se alcanza un equilibrio momentáneo y eterno a la vez.El más puro de los orgasmos, algo tan dificil como acariciar un diente de león sin romperlo, como no dejar escapar ni un solo grano de arena de un puño cerrado.
Sólo cuando exista ese éxtasis me permitiré hablar de amor.Frente al tiempo y la distancia, perduran los latidos. Con aceleración constante, y caida libre si giras la esquina o me miras de lado.

1 comentario: