domingo, 3 de octubre de 2010

Los libros luciérnaga

 "..Aunque he crecido y ya sé que no habrá circos, senadores, magos y coches negros, en cierta forma siempre he conservado ese sentimiento: el de esperar algo que no llega.Siempre he mantenido esa pose de espertante o de esperador, si  es que alguna de estas palabras existe. O sea, la del eterno insatisfecho.
Un día,Tormenta me dijo que era difícil hacerme feliz porque yo siempre esperaba que las cosas fueran mejor de lo que realmente eran.Supongo que es lo que nos ocurre a los que nos pasamos toda la vida esperando algo que no sabemos qué es, pero que llegará para cambiarnos. A veces temo que nunca venga o que ya haya llegado y no me haya dado cuenta..."


".. - Era justo lo que quería en ese momento- dijo Pian abriendo uno de los ojos y siguiendo con su mirada a Lucía-.Me encanta este pasaje.Está bien tener una telépata en casa.
A Lucía le hubiera gustado decirle que cuando amamos, todos nos volvemos telépatas. No adivinamos por arte de una magia extraña aquello que quiere el otro; son las horas observando, esa atención gratuita que entregamos a cambio de nada. Es la que nos hace saber cuando probamos una comida, antes de que la pruebe el otro , si le gustará; la que nos dice cuando leemos un libro si el otro disfrutará con él. Esa fuerza más extraña que la propia telepatía.."


" -Todos guardamos en nuestro interior un libro luciérnaga.Algunos, los que tienen el privilegio o la paciencia de poder escribir, logran sacarlo. El resto, guardan para siempre esa historia dentro de ellos .Pero aunque nunca se cuente, sigue brillando allí escondida.Muy pocos tienen las armas suficientes para sacar a la luz esa historia. Un libro luciérnaga es el que todos llevamos oculto en nuestras entrañas, y dentro nos continúa centellando..."

".. Deseaba llegar a casa, contarte que esa noche me había enamorado sin sentido tres veces y que hiciéramos el amor celebrándolo. Porque era con las demás y contigo, pero nunca sin ti. Yo no amé más a Tormenta cuando se fue. La amaba tanto entonces como ahora.Y precisamente por este amor que yo le profesaba y que sabía que era inacabable, no pude dejar que ella estuviera conmigo, queriendo yo a todas las demás. Porque Tormenta era mi ser único.."

No hay comentarios:

Publicar un comentario