lunes, 25 de octubre de 2010

Sabré como se forma cada corazón, como se desarollará tu médula, sabre porqué sangras y cuando comenzaste a tener hígado, bronquios, incluso cuando se decidió el color de tus ojos.
 Sin embargo no sé si sabré que te hace pensar del modo en que lo haces, ni si repercutirá tu voz por encima de los demás, ni  si podré ayudarte a expresarte porque ni yo misma pueda  hacerlo,ni si  seré capaz de entender que quieres decirme con tus pinturas, ni a quien quieres recordarme  y eso,  creéme, me asusta. Qué vértigo.
Espero poder usar mi corazón, mi médula, mi hígado, mis bronquios y mis ojos, sobre todos mis ojos para no quedarme ciega y poder probar vida en su máxima potencia, y probarme ,y que me prueben. Como siempre ya sabes, en  todos los sentidos que quieras. Porque el corazón no late desde el dia 22 de vida, sino cuando tu decidas, seas consciente y con ello coherente, de que lo está haciendo.

1 comentario: