lunes, 1 de noviembre de 2010

Sinfonía de la muerte

 A pesar de todo lo ocurrido, sigo pensando lo mismo que escribí hace dos años:

No me gustan ni el día de los difuntos, ni el dia de los enamorados, cabos de año, etc...






El que echa de menos, con el corazón , lo hace todos y cada uno de los dias del año.Y las lágrimas se deslizan bajo la piel, sin que nadie mas que nosotros mismos lo sepamos,marcando el ritmo.



El que quiere . el que respira y siente, el que considera que alguien es estrictamente necesario para él,que acelera su pulso y hace temblar sus lágrimas..está enamorado cada instante.





No hablo de flores ni velas, ni de anillos o bombones. Hablo de instantes sin gestos, ni palabras. Cuando el corazón da un vuelco, se detiene, aprieta y estrangula a la razón; tres segundos, y despues decide seguir bombeando.Una vez más y siempre...













No creo que esa gente se merezcan un dia. Se merecen cada dia de los 365 del año.

Se quiere cuando se puede y se llora cuando ya no se aguanta más.





La sinfonía de la muerte resuena hoy en mis oídos, lo hace y hará siempre...

1 comentario:

  1. Qué razón tienes. Qué manera de decirlo, no habría encontrado una mejor.

    ResponderEliminar