sábado, 22 de octubre de 2011

Segundos de eternidad

"Una vida 
entera ahí, en una mirada
que solo puede durar
unos segundos 
lo que duran a veces 
los momentos
que la iluminan de verdad"
Karmelo Iribarren

Existe un momento en el que se bajan las barreras. Ocurre de forma totalmente incosciente.No quiero decir que las levantemos a propósito sino que existen como límite de cada individuo, donde se estipula lo personal, la intimidad, incluso si existiera aquello que llamaron " esencia". Lo que nos hace ser irracionales en algunas situaciones, tener miedo, disfrutar con ciertas conversaciones..Nos mostramos tal cual somos  con defectos y virtudes totalmente expuestos, sólo entonces  dejamos que alguien verdaderamente  nos quiera u odie por ellos con total impunidad. Sólo entonces. Sólo casi nunca en toda una vida. Sólo después de que hayas aprendido a quererte tu mismo.

jueves, 13 de octubre de 2011

Que lo único que había aprendido a los diecinueve 
es que el tiempo engaña.
 Que los días se hacen largos 
pero los años pasan deprisa.
Que el sexo dura unos minutos
pero te persigue noches enteras.
Que la facilidad con la que te abrazas a alguien 
es inversamente proporcional a la dificultad para dejarlo ir
Que a nadie le gusta pararse a hacer fotos
pero todos queremos albumes en nuestra mesita de noche.
Que nadie escucha baladas
excepto cuando está solo. 
Que los espaguetti eran su mejor receta...
¡y la de medio mundo!
 Y que se puede engañar a quien te propongas 
pero la única forma de seguir en este juego
macabro
violento
impredecible
y excepcional 
es joderse y , mirarse al espejo 
comparse un reloj, y no perder los calendarios
follar hasta perder  el aliento y abrazarse después
revisar las viejas fotos
escuchar baladas 
y decirnos la verdad, al menos a nosotros mismos  : ¡Que la vida iba en serio...!




miércoles, 7 de septiembre de 2011

Complemento indirecto

pero todas mis palabras se habían quedado atrapadas en aquella habitación
 y ahora no  podía decir nada más.

En cualquier caso el problema es cuando no se tiene nada que  decir ; no cuando no se puede. Poder o no poder es solo una descripción situacional , que poco o nada me había  importado antes.. 

 Me entró miedo, intenté hacer un análisis morfosintáctico de cada frase que me vino a la cabeza, un estudio  de cada día, una recopilación de las últimas canciones que me habían atravesado, una lista de todos los libros que había dicho que leería aquel verano y de pronto lo supe: ya no sabía analizar los complementos directos y ni siquiera me había dado cuenta de ello. Solo había ocurrido, sin previo aviso, como cuando uno pierde sus palabras y ya no tiene nada que decir, porque lo que se pierde es alguien a quién contarselas.
Cuando se pierde a alguien, se pierden muchas palabras.
Pero , a veces solo nos damos cuenta de ello  cuando dejamos de analizar, los complementos directos, correctamente. Ese es sin duda  el problema, olvidar nuestra lengua , olvidar el idioma en el que hablamos con nosotros mismos.
Entonces es cuando las palabras se quedan atrapadas en habitaciones, y ni ahora ni nunca (salvo que volvamos a entendernos),  podemos decir  nada más.

martes, 28 de junio de 2011

An island to discover

Un día, en cualquier momento y lugar sin aviso previo comienzas a echar de menos, empieza la necesidad imperiosa a ciertos olores que se te clavan y te van devorando y a determinadas manos en algunos pliegues. Cambias tu rutina en tanto que hacerlos más propicios , descubres cosas nuevas, y lo que es más importante a ti mismo.
Otro día sin saber cómo ni porqué entiendes que hay cosas que tienes que dejar ir , empiezas despegándote de las manos intentado olvidar los olores hasta que casi no puedes ni imaginarlos y te conformas con algunas canciones , porque esa es la unica forma sana de salir de ese circulo del vicio que exige la nostalgia. Si dejas que te coja estas perdido, el problema es que cuando te das cuenta de que echas de menos algo, ya es demasiado tarde como para olvidarlo.

domingo, 5 de junio de 2011

No busques causalidad donde sólo hay casualidad , por favor..

miércoles, 4 de mayo de 2011

Ojalá pudiera quitarte tu dolor, ojalá pudiese tener la voz y los brazos para darte unas fuerzas que no encuentro ni en mi , darte alguna razón para entender lo inentendible. Donde esta el camino de vuelta. Donde estan las reglas que rigen este juego macabro. Ojalá pudiera tantas cosas, pero no puedo. No puedo más que decir que te seguiré a cada paso a miles de kilometros. Ojalá existiesen más palabras, palabras que sirviesen para las situaciones en las que nadie sabe hablar, que nadie puede hablar, palabras que quitasen el dolor , que abrazasen en la distancia y devolvieran el ritmo cardiaco pero no las hay y me engaño pensando que sí porque no quiero entender que nadie ni nada puede cambiar lo ocurrido.
Porque sé como miras a las cosas con otra luz que nadie tiene, como pasas por encima de todo llenando pero acariciando , pero me es inimaginable como lo harás ahora.
Pero a pesar de todo, no tengo ninguna duda de que lo harás, de que tú sí seguirás quitando dolor, porque siempre haces esas cosas que nadie más puede hacer.

martes, 19 de abril de 2011

Viejos conocidos

Amanecer sin prisas
Dejando que los cuerpos se saluden, se den los buenos dias
Se prueben para medir las distancias
Y luego desdecirse de ellas


Enfrentar el nuevo día desde la cama
Pero nunca vacía
( o siempre si no estás tú)
Dejarse tensar como la cuerda del arco de violín que se deja domar
                     [ domar como un derecho en tanto que al tacto de otras manos, 
y otras bocas
              y otros pies
      que prometan abrir rutas desconocidas, pero siempre y cuando sean unas manos,
                                                                                              unas bocas,
                                                                                      unos pies
                                                              bien sabidos,  memorizados,  viejos conocidos. ]




Hacer un estudio pormenorizado de la temperatura, la humedad, la soledad
de cada pliegue
 En resumen, un jodido estudio bioestadístico
de los campos de cultivo que podría haber en cada zona,
  O lo que es lo mismo  una biografía de los sentidos,
de los propios cuerpos
un estudio de mi piel
cobarde
  que se eriza sólo (sola)
 y cada vez que te acercas
Una memoria de cómo mi cuerpo amanece sin prisas ,
saludando a nadie,
midiendo distancias que tienden a infinito
para nunca desdecirse ,
 y enfrentarse a días que no existen , porque
la cama siempre
 está vacía
porque
nunca estás
tú.

miércoles, 19 de enero de 2011

Sinceridad como primera medida...

" No quieras con desgana"





De la misma forma que nunca tuvieron sentido en mi cabeza las largas promesas de eternidad ..
Pronunciaría palabras en tu oído con mis ojos, enmudecería cada vez que pasase el tiempo sin verte,  buscaría las palabras de aliento que hiciesen falta para hacerte respirar , y las que te quitasen la respiración, me acercaría y bailaríamos hasta que se cansasen las cinturas y las mano. Te invitaría al cine de mi cama. Te dejaría mis libros subrayados para ver que no coincidimos en nada y siempre terminariamos discutiendo. Discutiendo con la voz para terminar besando con las manos tu forma de mirar.

Lo que no entiendo es que sentido tendría si en lugar de compartir hoy ,y mañana y tal vez pasado mañana si sopla bien el viento;  te prometiera la luna que habrá dentro de 4 años. No me quites la magia del efímero. No me alienes.
Sentir no es contarle al mundo con pelos y señales. No me robes lo único que me queda, que es entendernos y que el resto entiendan sus vidas.Lo íntimo. Saber que lo que vivo, bueno o malo, es verdad. 5 horas, 5 meses o 5 años , el tiempo no mide el querer, estaré mañana si todo va bien, si sigues siendo la razón por la que sonrío sin darme cuenta, si necesito oír tu voz para tener un buen día, si compartimos bien los días . No me endulces por demás, siempre fui agria y nunca pretendí ser otra cosa.
Qué sentido tendría atribuirle palabras a algo que no puedo ni encuadrar en una categoría gramatical.
Grábame en tu cabeza, recuerda los olores  y la luz de los días, y cuando sea el momento, olvida lo que necesites para llenarte de nuevo de más vida, no algo mejor ni peor, ni nuevamente "eterno", sólo diferente, sólo suficiente para ti en ese momento y lugar, solo que sea de verdad. y guarda lo que hace que cada persona sea ella misma y procura no perderlo. No disfraces de querer eterno las ganas de follar insaciables ni la comodidad de regalar elogios a tus oidos.

Realmente si tuviese fuerzas lloraría, porque no te haces una idea, quienquiera que seas, del robo que estamos cometiendo  en las mentes, en las vidas, recuerdos de cada persona. Cada día nos temo más.