martes, 28 de junio de 2011

An island to discover

Un día, en cualquier momento y lugar sin aviso previo comienzas a echar de menos, empieza la necesidad imperiosa a ciertos olores que se te clavan y te van devorando y a determinadas manos en algunos pliegues. Cambias tu rutina en tanto que hacerlos más propicios , descubres cosas nuevas, y lo que es más importante a ti mismo.
Otro día sin saber cómo ni porqué entiendes que hay cosas que tienes que dejar ir , empiezas despegándote de las manos intentado olvidar los olores hasta que casi no puedes ni imaginarlos y te conformas con algunas canciones , porque esa es la unica forma sana de salir de ese circulo del vicio que exige la nostalgia. Si dejas que te coja estas perdido, el problema es que cuando te das cuenta de que echas de menos algo, ya es demasiado tarde como para olvidarlo.

domingo, 5 de junio de 2011

No busques causalidad donde sólo hay casualidad , por favor..