martes, 3 de julio de 2012

Genética

Déjate mecer, como la sábana que ondea en el tendal
( sin dejarse llevar).
Como la sangre que atraviesa las venas
( sin poder volver atrás).
Como la tinta que impregna el papel
y ya no puede ser borrada.
Como un tumor que infiltra
ya ya solo puede ser extirpado.


Vive dejando huella allí donde estés; que el mundo no se quede indiferente a tu llegada. Haz algo por lo que merezca la pena haber pasado un tiempo en este mundo, por lo que hayas merecido ese oxígeno que bañó tus pulmones;  por todos esos caminos que anduviste y dejaron de ser vírgenes.
Descubre ese 0.000000001% o menos que te hace diferente del resto y disfrútalo; eres una combinación genética única, pero quiero que lo demuestres.
No somo solo genes, no somos solo combinaciones preestipuladas
Dale razones a tus pulmomes para seguir llenándose de hollín, y a tu cerebro, y a cada célula de tu cuerpo. Incluso a cada orgánulo de cada célula.
Pero sobre todo, dátelas a ti para mirarte al espejo y conocerte, para saber que estas  aquí , que ya has llegado al mundo y que sigues peleando para tener en cada segundo , la vida que querías. Te has parido , gritos , lágrimas y fuerza.
Ahora asegúrate de no ser algo prescindible;  pero especialmente ,asegúrate de  que incluso tú te quedes perplejo cuando te hayas conocido ,cuando te des cuenta de todo lo que eras capaz, de todo lo que has visto y vivido,  de todos los olores, todos los lugares, de todos los besos y los cientos de abrazos que ahora sí , al fin, te hacen : persona.
Encantada de conocerte; demos un paseo hasta donde nos lleven las ganas. Aún queda mucho atardecer.

2 comentarios:

  1. ¡Qué texto tan vitalista! :)

    muacks

    ResponderEliminar
  2. Son buenos consejos, sí señorita. Ojalá nos los aplicáramos todos, siempre.

    ResponderEliminar